RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Mié, 17 de abr de 2024
RECIBIR NEWSLETTER

Deportes 19.02.2024

Newell ´s cayó con Estudiantes, sin Banega para el clásico

Con uno menos durante 70 minutos, el conjunto de Larriera bancó todo lo que pudo gracias a las atajadas Macagno y estuvo cerca de ponerse en ventaja. Pero el Pincha lo ganó tras un desvío fortuito de Mauro Méndez, que después lo liquidó e hizo un doblete. El capitán leproso vio la roja en el primer tiempo y no jugará contra Central

Fuente: Rosario3

A Newell’s no le salió nada este lunes en La Plata. El equipo de Mauricio Larriera perdió 2-0 contra Estudiantes, pero la sensación es que dejó algo mucho más grande en el camino. Sufrió la polémica expulsión de Éver Banega, tuvo que jugar 70 minutos con uno menos y no tendrá a su mejor futbolista en el clásico ante Central del próximo domingo. La Lepra resistió gracias a las atajadas de Ramiro Macagno y estuvo cerca de ponerse en ventaja, pero el Pincha quebró el cero tras un desvío fortuito en Mauro Méndez y luego el delantero lo liquidó con un doblete.

La presión alta del Pincha complicó las intenciones de la Lepra de manejar la pelota y salir limpio desde el fondo en el comienzo. El conjunto platense salió decidido a jugar en campo rival y por momentos superó al de Mauricio Larriera, pese a que no estuvo del todo fino en la terminación de las jugadas.

Newell’s aguantó en los primeros minutos. Bajo ese formato de partido, Éver Banega se vio obligado a bajar y a recibir la pelota en su propia cancha, en algunas ocasiones demasiado lejos de los delanteros. Sin embargo, eso no le impidió darle claridad y juego al equipo. La Lepra se acomodó y fue creciendo.

Pero el 10 rojinegro duró poco en el partido, ya que a los 20 minutos del primer tiempo fue al suelo para intentar recuperar un balón e impactó, sin intención, pero con dureza, contra Santiago Ascacibar, que también se había tirado a barrer. El árbitro Leandro Rey Hilfer lo amonestó, pero tras un llamado del VAR –a cargo de Silvio Trucco– y luego de revisar la jugada, cambió la amarilla por roja, una decisión polémica que dejó muchas dudas en la tropa leprosa.

A partir de la expulsión se armó otro partido, con Newell’s desorientado y tratando de digerir la pésima noticia: no solo quedó con uno menos para jugar lo que restaba en La Plata sino que también perdió a su mejor futbolista para el clásico rosarino del próximo domingo en el Coloso.

Larriera mantuvo a los tres puntas y Brian Aguirre tuvo una chance clara dentro del área, pero su derechazo salió por arriba del travesaño. Sobre el cierre de la etapa inicial, el arquero Ramiro Macagno, con una tapada espectacular, le ahogó el grito de cabeza a Cetré. Así, los rosarinos se fueron al descanso 0-0 y lograron pasar el sofocón.

Al partido le quedaba mucho y Newell’s no la tenía nada fácil porque debía aguantar otros 45 minutos con diez hombres. Larriera puso a Julián Fernández por Franco Díaz en busca de mayor contención en la zona media, frente a un rival que pretendía arrinconarlo y hacer valer la superioridad numérica.

La noche estaba destinada a ser de sufrimiento para la Lepra y así lo demostró un potente disparo de media distancia de Javier Correa que pegó en el travesaño. Así y todo, el equipo ensayó algunas réplicas de contragolpe tratando de explotar la velocidad de Panchito González y Aguirre.

Newell’s tuvo sus chances, pero no pudo concretar. González contó con una de las más claras, tras un centro de Méndez al segundo palo que el delantero tomó de volea con la zurda y mandó por arriba del travesaño. Del otro lado, el cero se sostenía gracias a la magnífica noche de Macagno, que le tapó un mano a mano a Mauro Méndez, con el pie, y un puntazo envenenado a Sosa.

 

 

 

 

El trámite se hizo de ida y vuelta. La Lepra no bajó los brazos y mostró rebeldía y ambición para buscar el gol pese a estar con uno menos. Tampoco renunció Estudiantes, con mayor obligación, pero cuando no se topó con Macagno el problema fue su falta de puntería. En la recta final, Newell’s pareció tomarle el pulso al rival, ocupó bien espacios hacia atrás para achicar la cancha y empezó a sentirse cómodo.

La resistencia leprosa se quebró a poco del cierre. Un rato después de un disparo de Guillermo May que dio en el travesaño, cuando el Pincha no le encontraba la vuelta, un remate de media distancia de Tiago Palacios fue apenas desviado por Méndez, dentro de la medialuna, y el toque descolocó y dejó sin reacción al arquero rojinegro.

 

 

 

 

Fue el 1-0 que terminó de sepultar las ilusiones en La Plata y coronó una noche para el olvido, por el resultado, la roja a Banega y el clásico a la vuelta de la esquina. Hubo tiempo para una más. Con Newell’s ya resignado, una contra de Estudiantes le permitió a Méndez convertir un doblete y liquidar el encuentro en la ciudad de las diagonales.

 

 

 

 

Newell's deberá intentar dejar atrás la derrota –segunda consecutiva tras ganar los primeros cuatro partidos– en La Plata porque tiene el clásico a la vuelta de la esquina. La cita será el próximo domingo en el Coloso, desde las 19.45. Y sin su as de espadas y capitán, Banega.

 

 

 

 

“Para ser irremplazable, uno debe buscar siempre ser diferente”

Coco Chanel