RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Dom, 17 de feb de 2019
23ºC / 63%
RECIBIR NEWSLETTER

Policiales 15.02.2019

SANTA FE

Condenaron a dos policías que robaban en el patrullero

Los efectivos fueron condenados a 8 años de prisión efectiva por asaltar a un remisero en 2014.

Fuente: LT10

Dos policías de 31 y 34 años fueron condenados este lunes a ocho años de prisión efectiva por un robo cometido el 4 de agosto de 2014. 

La víctima del robo fue un remisero irregular que manejaba un Renault 12 y esa noche había dejado pasaje en inmediaciones de Avenida Perón y Luciano Molinas. En ese momento es interceptado por un patrullero en el que se conducían Jesús Oliva y Diego Mareco, cabo y un suboficial de policía.

Los agentes iniciaron la requisa del automóvil con lo cual el conductor les advirtió que llevaba con él un revólver que llevaba por seguridad. "Pero en vez de secuestrar el arma, aprehender a la persona y hacer el procedimiento legal, uno de ellos se sube a la parte de atrás del auto y, apuntándolo con el arma reglamentaria, le exige que siga al patrullero manejado por el otro policía", detalló el fiscal Ezequiel Hernández a través del aire de LT10.

La víctima fue obligada a conducir hacia el parque Garay, más precisamente, hasta inmediaciones de la intersección de las calles Santiago del Estero y San José. Cuando llegaron al lugar, los dos policías se aprovecharon de la situación y de la falta de testigos, le robaron la recaudación y otros bienes personales. 

Tras el robo, el remisero siguió al patrullero un par de cuadras y memorizó el número de móvil, dato con el que después pudo hacer la denuncia de lo ocurrido. Luego, toda la secuencia de los dos automóviles yendo hacia el Parque Garay pudo corroborarse a través de las cámaras de monitoreo del municipio y del 911. 

Ambos efectivos fueron condenados, no sólo por el registro fílmico que comprobaba el accionar, sino por el detalle de que ambos se encontraban fuera del ámbito de su jurisdicción. Brindaban servicio en la Cría 2da, y en ese momento estaban en un lugar completamente distante. Además fueron reconocidos por la víctima, y el testimonio fue reforzado por la declaración de otro testigo.

"Los policías se defendieron negando los hechos pero no aportaron ninguna prueba distinta a la que tenía la fiscalía", remarcó Hernández -que llevó adelante la investigación junto con la fiscal Milagros Parodi-, por lo cual, "la jueza Susana Luna consideró que que se superó toda duda razonable llegando al nivel de certeza jurídica, y es por eso que se dictó la sentencia".

Los efectivos fueron condenados a ocho años de prisión, respectivamente, como coautores de los delitos de robo calificado (por la utilización de arma de fuego y por ser integrantes de la fuerza policial), en concurso ideal con privación ilegítima de la libertad por abuso funcional y amenazas coactivas agravadas (por ser funcionarios públicos).

Día Internacional de la lucha contra el cáncer infantil