RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Lun, 26 de sep de 2022
RECIBIR NEWSLETTER
 

Policiales 31.07.2022

POLICIALES

Hallan sin vida al gendarme que estaba desaparecido en Roldán

La policía lo halló en un descampado de la zona rural. Detuvieron a la ex pareja y a otros dos hombres. También a un hijo de la víctima.

Fuente: Uno Santa Fe

Este viernes se encontró sin vida en un descampado el cuerpo del gendarme que había desaparecido en Roldán. En el atardecer de ayer las pistas investigativas llevaron a que Gustavo Elorrieta, de 42 años, fuera buscado en la zona rural de la localidad vecina a Rosario y allí se encontró en un pozo. Horas después, la palabra del fiscal de homicidios Adrián Spelta marcó en parte lo sucedido ya que no aseguró que fuera el cuerpo buscado pese a que el parte oficial lo confirmó. “El cuerpo hallado está adentro de un pozo, con muchas ramas y basura...” y que para que llegara a ese lugar se necesitó de “no menos de dos personas que lo trasladaran porque el gendarme era un hombre de contextura grande, de más de 100 kg”. Asimismo, confirmó que hay cuatro detenidos: su expareja, otros dos hombres y uno de los hijos de la víctima, de 17 años, quien fue puesto a disposición del juzgado de menores.

Según La Capital, el cuerpo del gendarme fue hallado en uno de los tres lugares en los que fiscalía había pedido imágenes de cámaras de seguridad de la ciudad de Roldán para comprobar algunas versiones que manejaban en torno a la investigación.

El escenario donde apareció fue un camino rural en una zona cercana al cruce de las calles Manuel Dorrego y Camino de los Gauchos, en Roldán, a unos dos kilómetros de la última calle del casco urbano.

En relación al hecho de homicidio, de acuerdo a los primeros exámenes médicos, se presume que el asesinato ocurrió entre el 10 y el 12 de julio, lo que se determinará luego de la autopsia en el Instituto Médico Legal (IML) de Rosario, tal como lo solicitó el fiscal Spelta.

La fecha se relaciona con los últimos movimientos que se conocieron del gendarme y a que a los pocos días se halló un automóvil (Bora, color gris) volcado sobre una cuneta, camino al cementerio municipal de la ciudad de Roldán, sin ocupantes y con sangre en el interior del vehículo. Incluso había sangre en el baúl, donde también se encontró un martillo, que podría haber sido utilizado para golpear a Elorrieta, aunque esto tampoco fue confirmado por los investigadores.

En las pericias investigativas, el fiscal también reconoció que en el domicilio donde vivían los detenidos “también se encontraron rastros de sangre y en una cantidad inusitada, que no es normal en una casa de familia”. Y que el mismo “es coincidente con la calle en la que se encontró el cuerpo sin vida”.

En cuanto al cuerpo hallado, no se detalló en qué condiciones se encontró (versiones indicaban que podría estar “descuartizado”, lo que no fue confirmado) porque en el último contacto con la prensa, a eso de las 20.30, el cadáver aún no había sido sacado del pozo en el que se encontró.

“Tenemos relevamiento de cámaras de toda la ciudad de Roldán, a raíz de las cuales se determinó el recorrido previo que llevó a que nos dirigiéramos a esta zona de descampado donde se encontró el cuerpo sin vida”, agregó a su turno el también fiscal Gastón Avila, de la Unidad de Homicidios Dolosos.

Asimismo, evidencias, el rastrillaje y la participación de perros guiaron hacia el lugar en que se encontró el cadáver, el que al cierre de esta edición trasladaban para realizarle las pericias correspondientes para corroborar que se trata del gendarme Elorrieta.

Desde el 10 de julio

El gendarme había viajado desde la ciudad de Buenos Aires para visitar a sus hijos, que viven en Roldán junto a su ex esposa. El 10 de julio fue el último día en el que su celular envió señales (se habría comunicado con su actual pareja) y después de eso nunca más se supo sobre él. Desde ese día no se conocieron denuncias sobre su paradero, la que se realizó por primera vez cuando desde Gendarmería Nacional se informó que Elorrieta no se había presentado a trabajar luego de finalizar su licencia.

Mientras que cuatro días después de su desaparición su auto fue hallado en el camino rural que conduce hacia el cementerio municipal de Roldán, abandonado sobre una cuneta, con algunos daños y en su interior la policía identificó manchas de sangre, las que aún no fueron cotejadas para saber si son del gendarme.

La aparición del auto llevó a la policía a preguntar por el vehículo a la ex esposa de Elorrieta. La mujer dijo que efectivamente el auto era propiedad del gendarme, quien supuestamente lo había dejado en su casa en una visita anterior a sus hijos, y que ella no había notado la desaparición del automóvil.

El hombre, de 42 años, es correntino y vivió hasta principios de este año en Roldán, cuando se separó y pidió el traslado a Buenos Aires. En la ciudad vecina a Rosario habían quedado sus dos hijos, el que quedó a disposición del juzgado de menores por tener 17 años, y una niña de 11 años.

Una persona intachable

Por otra parte, una hermana de Gustavo Elorrieta contó a La Capital cómo vivió la desaparición y la preocupación que tenía en torno a no tener comunicación desde el 7 de julio, un par de días antes ya que era de contactarse: “Mi hermano es una persona intachable, estaba haciendo un curso para lograr un ascenso y estudiaba en la universidad una licenciatura relacionada a su trabajo”, contó Sthella, quien vive en Monte Caseros, Corrientes, donde también está el padre de ambos, quien “está mal de salud y por eso lo llamaba a Gustavo para contarle”, agregó.

En declaraciones a este diario, dijo tener “todos los motivos para sospechar algo; estoy segura de que mi sobrino algo sabe y que vio muchas cosas”.

Por otra parte, también un allegado a Sthella señaló que “la ex esposa de Gustavo pidió información sobre un seguro del auto y de un seguro de vida que estaría hecho en dólares, en Paraguay”.

Cuatro detenidos

Por el caso hay cuatro personas detenidas, una mujer y tres hombres. La mujer, identificado como M.E.F. de 47 años, es la ex pareja de la víctima, mientras que también fueron detenidos un joven de 25 años, identificado como M.L.F, y A.G (edad a confirmar). Al tiempo que un menor, identificado como A.E., de 17 años (hijo de la víctima), fue puesto a disposición del juzgado de menores en turno.

La audiencia imputativa para los mayores de edad está prevista en principio para el próximo día martes, en horario a confirmar. Los roles de cada uno en el hecho investigado se reservan para la audiencia.

En los próximas días se realizarán tareas investigativas complementarias que se expondrán en la audiencia imputativa. En tanto, las detenciones fueron realizadas en la localidad de Roldán por personal de la División de Homicidios de AIC.

Murió Carlitos Balá, un ícono de la cultura popular que perduró a lo largo de varias generaciones