RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Dom, 29 de ene de 2023
RECIBIR NEWSLETTER

Información General 09.01.2016

EL ESCAPE DE SANTA FE

Dudas sobre la cinematográfica huida de tres que están dispuestos a matar o morir

Los Lanatta y Schillaci sometieron a fuego cruzado a tres gendarmes y luego huyeron en una camioneta de Gendarmería. Pero no los pudieron capturar antes de que se metieran en un maizal.

Por: Clarín /

 "Fue el mejor dato que nos dio la AFI en doce días de búsqueda. Fue una pena que fallara el operativo", confesó una fuente policial ante este diario.
Los Lanatta y Schillaci ya demostraron que están dispuestos a matar y morir. Dejaron dos policías bonaerenses gravemente heridos en Ranchos y el jueves balearon a tres gendarmes. Tienen un fusil de combate FAL y pistolas. En la fuga del "aguantadero" abandonaron una escopeta 1270.
Se entiende, que el miércoles, a las 7 de la mañana, el grupo auxiliar de la Gendarmería haya sido emboscado por los fugados. Las tropas principales fueron a tres construcciones del campo y un grupo menor concurrió con una Berlingo a la tapera. Al escuchar ruidos, los fugados salieron reptando hacia afuera y luego, vestidos de policías sometieron a los gendarmes a fuego cruzado y les sacaron la Berlingo. Según fuentes policiales, allí quedaron tenidos en el piso el comandante principal José María Valdez, jefe de la Unidad Especial de Procedimientos Judiciales "Rosario", de 44 años de edad, con un impacto de bala en el brazo derecho y el suboficial mayor Luciano Ramón Cipres, de la Unidad Especial de Inteligencia "Buenos Aires Sur", de 58 años de edad, quien recibió una bala en el hombro. Se salvó porque tenía colocado el chaleco antibalas. También fue herido el cabo primero Walter Alejandro Aguirre de la misma unidad que el segundo y de 31 años de edad. Recibió un disparo en la zona abdominal — costado izquierdo con salida, y otro disparo en el glúteo con salida en la pierna, lo que demuestra la pericia de Lanatta -instructor de tiro- y la ventaja de tener un fusil FAL.
Después de ese ataque por sorpresa, escaparon y volvieron a la un camino rural paralelo a la ruta 6 de una mano donde más tarde comenzaron a ser perseguidos por una Amarok de Gendarmería y otros "seis o siete vehículos", según contó un vecino a radio Aire de Santa Fe. Al principio, por carecer de comunicaciones entre ellos, los gendarmes de la Amarok creían que en la Berlingo iban sus compañeros. Al costado del camino, el vecino -que no fue identificado por seguridad- dijo que se le vino encima "una camioneta blanca que me hacia señales de luces ... y veo que detrás venía una camioneta verde, que supongo que era de gendarmería". "Cuando la camioneta me enfrentó vi que venía manejando uno de los Lanata, el de rulitos más gordito", aseveró el testigo. Luego vio como un gendarme sacaba la mitad del cuerpo por la ventanilla y disparaba una 9mm. El testigo afirmó que la Berlingo le sacó varios kilómetros de ventaja a la columna de Gendarmería. Unos 40 kilómetros más adelante, los fugados abandonaron la Berlingo llena de agujeros y escaparon a pie. Allí, la versión oficial del operativo fallido y la cinematográfica huida abren dudas. ¿Por qué los gendarmes no pudieron capturarlos antes de que se escondieran en un maizal laberíntico?
TOC Nº 1 de Dolores. Juicio en la causa Nº 629. Audiencia de alegatos.