RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Mié, 20 de nov de 2019
36ºC / 31%
RECIBIR NEWSLETTER

Economía 13.10.2019

Deuda: aún sin señales concretas, en el mercado creen que la quita es inevitable

Los inversores que toman contacto con los economistas del Frente de Todos no logran llevarse certezas.

Fuente: Clarín

Con o sin quita. A la uruguaya o a la ucraniana. Con o sin el visto bueno del Fondo Monetario Internacional. Negociación rápida o trabajosa. Todas las opciones de “reperfilamiento” están sobre la mesa, pero desde aquel 27 de agosto en que el ministro de Hacienda Hernán Lacunza anunció formalmente que la Argentina necesitaba modificar los plazos de vencimiento de la deuda pública, poco es lo que se ha avanzado.

Los actuales funcionarios tuvieron escasa actividad: juntaron algunas ideas de bancos de inversión y se las pasaron al ministro Lacunza, quien es el que centraliza el diálogo económico y financiero con la gente del Frente de Todos.

Los avances con los acreedores fueron escasos, entre otros motivos, porque aceptan que los bonistas -mirando el resultado que arrojaron las PASO- están más interesados en hablar con quienes suenan como futuras autoridades.

Los contingentes de representantes de bancos y fondos de inversión se vienen sucediendo desde el lunes posterior a las PASO del 11 de agosto. Llegan a Buenos Aires, u organizan reuniones en Nueva York, en busca de información concreta o al menos de qué ideas tienen en la cabeza los economistas que rodean al candidato Alberto Fernández.

Los pedidos de reuniones apuntan a Matías Kulfas y Cecilia Todesca -quienes por estas horas pasan muchas horas en el bunker de la calle México- pero también a Emanuel Alvarez Agis, Guillermo Nielsen ( pese a que está ocupando la mayor parte de sus horas a temas energéticos) y hasta a Martín Redrado, quien no forma parte de manera orgánica del Albertismo pero igual recibe consultas de los fondos de inversión.

También suenan los teléfonos de ex funcionarios que, junto a Nielsen, participaron de la negociación con acreedores que encaró el Gobierno de Néstor Kirchner tras el default de 2002, que concluyó recién en 2005.

Por lo que pudo averiguar Clarín, aún no hay respuestas más o menos contundentes de cuál podría ser el rumbo de la negociación.

Este diario dialogó con un abogado argentino que ya fue contactado para involucrarse en las negociaciones, en representación de un fondo extranjero.Contó que “todavía nadie tiene un panorama claro, en el Frente de Todos, sobre qué quieren hacer. Fernández en público dice que lo ideal sería avanzar sin quita nominal, a la uruguaya, pero cuando le cuentan el enorme esfuerzo fiscal que habría que hacer para que esa propuesta suene creíble, da un paso atrás”. Lo del esfuerzo fiscal se refiere a que se vienen tiempos en que no habrá acceso al mercado financiero para la Argentina.

En la cena de la Universidad Torcuato Di Tella, el lunes a la noche, la deuda fue tema excluyente. El representante de un banco global afirmó: “Es imposible que la propuesta oficial sea sin quita, porque la contracara de pretender un arreglo amigable es pasar ya al superávit fiscal de 2 puntos del PBI. Pero lo más notable es que el mercado ya asume una quita, y en cierta forma la termina aceptando en los precios actuales de los bonos. Si realmente se pudiera hacer una renegociación sin quita los bonos no cotizarían hoy al 45% de su valor, deberían valer mucho más”.

“La reestructuración de la deuda debiese ser consensuada con los acreedores y envolver directamente al FMI de modo de obtener su sello de aprobación en el proceso. En el caso de Argentina, el FMI ya está involucrado como un acreedor por lo que su participación en el proceso es un hecho” dice un informe que circuló entre los clientes de la consultora Proficio Investment.

La opinión del FMI es relevante por los US$ 44.000 millones que ya le prestó a la Argentina. Y porque seguramente pedirá que a cambio de extender sus propios plazos para que la Argentina le devuelva esa plata, los bonistas dejen parte de plata sobre la mesa, es decir, que acepten una quita importante como para que sea sostenible en los próximos años el plan financiero que presente la Argentina, es decir, que le permita conseguir los dólares para afrontar los pagos al FMI y a los bonistas.

Es posible que las conversaciones tomen otro volumen a partir del 28 de octubres si, como el mercado y algunas encuestas suponen, se formaliza el triunfo del candidato del Frente de Todos. En la city consideran que ese lunes, deberían empezar a conocerse las ideas concretas que Alberto Fernández y su equipo tienen para resolver este tema.w

Así se vivió el fuerte sismo que sacudió a varias provincias argentinas - HOY DÍA CÓRDOBA