RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Lun, 26 de sep de 2022
RECIBIR NEWSLETTER
 

Información General 19.01.2016

EN LA CIUDAD DE ROSARIO

Pibes de distintos barrios de la ciudad se quedan sin desfile de carnaval

Comparsas históricas del festejo no participarán de los corsos de avenida Belgrano por un reglamento que consideran "restrictivo".

Por: Agenciafe/La Capital /

 Algunas de las comparsas históricas del carnaval rosarino no desfilarán este año por el corsódromo de avenida Belgrano. Los responsables de las formaciones desistieron de participar o quedaron afuera por un nuevo reglamento que consideran "muy restrictivo" o "casi discriminatorio" para un festejo caracterizado por su propuesta participativa e integradora.

Los ensayos de batucadas y pasistas ya llevan varios meses en parques y plazas. Sin embargo, los integrantes de algunas comparsas recién se terminaron de enterar ayer que no serían parte de la fiesta. "Será el primer año sin desfile", se quejó Juan Caruso, director de Tropicana Ilusión, una de las comparsas pioneras de los carnavales locales.

Tropicana reune a unos 120 pibes de la zona de Avellaneda y Garibaldi (barrio Alvear) convocados cada año por Caruso; un hombre de 60 años, murguero desde los 13 y uno de los primeros en soñar con el regreso de los festejos, desde el subsuelo del Centro Cultural La Toma, allá por el 2000.

"Este año se quedó un montón de gente afuera de corso y todo por culpa de personas que no saben que los carnavales se llevan en el alma", criticó el director de la comparsa. "Es una falta de respeto a los carnavales", consideró.

En coincidencia con el feriado, los homenajes a Momo serán entre el domingo 7 y el martes 9. Como el año pasado, los desfiles se concentrarán en la avenida Belgrano y también habrá espectáculos en el Anfiteatro Humberto de Nito. En total participarán 10 comparsas, más algnas murgas uruguayas y de la ciudad de Buenos Aires.

En otras ediciones, las comparsas locales llegaron a ser 20, todas nacidas y criadas en los barrios más alejados del centro de la ciudad. Por eso, cuando hace 13 años la Secretaría de Cultura del municipio se puso al frente de los festejos, la celebración tomó el nombre de "Carnavales participativos". En febrero pasado, quince formaciones rosarinas se sumaron a los espectáculos que reunieron a casi 100 mil personas, según el cálculo del municipio.

El reglamento. En la edición del año pasado, la comparsa Libertad se llevó el segundo premio a la mejor batucada y comparsa, además de menciones al mejor vestuario original y el mejor destaque individual. Pero sus integrantes no estarán en los próximos corsos. "Nos dicen que no estamos a la altura del reglamento", explicó Gabriela Fuentes, directora de la agrupación que cobija a jóvenes, adolescentes y adultos de barrio Libertad, en Rouillón al 4.300.

Los titulares de las agrupaciones coincidieron en apuntar que "el reglamento" llegó a las comparsas en septiembre pasado. Entre otras cosas, esta especie de estatuto señalaba que las formaciones debían contar con más de 70 integrantes, que los menores de 12 años no podían participar y obligaba a participar de talleres gratuitos de danza, vestuario, accesorios, percusión y maquillaje.

Para los integrantes de algunas comparsas consideran los requisitos "muy restrictivos", otros directamente lo tildan de "discriminatorio" ya que, entienden, deja afuera a las agrupaciones con menores recursos.

El problema, aseguró Fuentes, es que se hizo dificil asistir a los talleres que se planificaron sin tener en cuenta las características de los barrios. "No consideraron las particularidades de cada lugar, ni los enfrentamientos que existen entre jóvenes de distintas zonas que hace riesgoso, por ejemplo, que algunos se movilicen hasta el centro municipal de distrito oeste", advirtió.

Festejos participativos. La directora de Libertad recordó que la comparsa nació en medio de la crisis de 2001 con la idea de contener a chicos y adolescentes en la temporada de receso escolar. Pibes, "con el corazón áspero, pero lleno de necesidad de expresión, de liberación". Para la mujer, "las comparsas soñamos con el carnaval porque el carnaval libera e iguala, borra las diferencias sociales, religiosas, políticas y de corazón. Sobre todo en estos lugaers, donde las diferencias son una constante", dijo.

Las fiestas de carnaval en el espacio público regresaron a la ciudad el 8 de febrero de 1999, cuando el escenario para el desfile de las comparsas fue el parque Scalabrini Ortiz y la celebración se presentó como los "Carnavales de Fin de Siglo". En 2003, la Municipalidad comenzó a participar de la organización del festejo, desde entonces hubo desfiles en todos los distritos bajo el nombre de "Carnavales Participativos".

En 2011, la reimposición del feriado reforzó la importancia social y cultural del festejo. También hizo los desfiles más masivos y multiplicó la formación de comparsas, apadrinadas por comedores, clubes o centros culturales barriales.

Los corsos debutaron en la avenida Belgrano el año pasado. Entonces, las autoridades de Cultura destacaron el efecto integrador de la fiesta en comparación con otras que se celebran en el país.

"Son carnavales muy populares, muy participativos, acá no se busca al chico o a la chica perfecta para bailar. Nosotros creemos que abrir la avenida es la mejor manera de darle entidad a todo el esfuerzo que se hace en los barrios. Nuestra forma de colaborar es poner un lugar a disposición de toda esa gente que hace todo esto con tanto amor", destacó por entonces el ex secretario Horacio Ríos.

Murió Carlitos Balá, un ícono de la cultura popular que perduró a lo largo de varias generaciones